Actualidad y Noticias:

Toda la actualidad del sector inmobiliario la podrás encontrar en nuestra sección de noticias.

¿Qué protocolo de desinfección tengo que seguir para las visitas a mi piso de alquiler?

Si tienes una vivienda en alquiler, seguro que te has hecho esta pregunta. ¿Pero sabes cómo actuar? Por seguridad, tanto para ti como propietario como para quien va a ver el piso, es importante extremar la limpieza y garantizar las mejores condiciones higiénico-sanitarias del inmueble.

Evitar el riesgo de contagio de enfermedades es esencial, mucho más en las circunstancias actuales provocadas por el coronavirus. Y no solo eso, sino que, siguiendo un estricto protocolo de desinfección, la imagen que vas a ofrecer a los interesados en alquilar la vivienda será de máxima seriedad. ¿Pero qué pasos hay que seguir? Vamos a verlo de una forma sencilla.

  1. Ventila bien

Es tan sencillo como efectivo. Abre las ventanas y deja que circule el aire durante unos minutos, tanto antes de la visita como después. Todas esas partículas o microorganismos en suspensión que pueden permanecer en el ambiente saldrán al exterior, de modo que el riesgo de contagio se reduce notablemente.

  1. Limpieza básica y desinfección

La imagen de una casa limpia y recogida es mucho más atractiva, y es algo en lo que debes esforzarte antes de cualquier visita. Pero además de ello, una vez que haya terminado, conviene desinfectar con productos adecuados todas aquellas superficies que se hayan podido tocar o pisar. Es el caso de suelos, pomos de puertas o armarios, manivelas de ventanas, grifos, encimeras, llaves de luz, etc.

Para eliminar virus y bacterias, realmente, no necesitas productos especiales. La lejía diluida en agua es perfecta, y también hay aerosoles de venta en comercios muy efectivos. ¿No tienes mucho tiempo? Entonces opta por toallitas humedecidas en soluciones desinfectantes. Eso sí, en cualquiera de los casos recuerda que el producto debe actuar unos segundos para ser eficaz, así que no aclares no seques inmediatamente.

  1. Retira lo que no sea indispensable

Cualquier objeto es susceptible de tocarse. En algunos casos, como los pomos de las puertas o las llaves de la luz, es inevitable hacerlo, pero en otros casos sí se puede evitar. Retira elementos decorativos que no sean estrictamente necesarios para dar una imagen agradable de la vivienda si esta está amueblada. Te ahorrará trabajo a la hora de limpiar y desinfectar el piso.

  1. Una ayuda

Si quieres incidir aún más en la seguridad e higiene, siempre es posible tomar alguna medida adicional que no te supondrá una gran inversión. Por ejemplo, puedes ofrecer protectores para el calzado o disponer de un dispensador de gel hidroalcohólicopara que las visitas puedan desinfectarse las manos antes de entrar en la vivienda.

Con ello ofrecerás más confianza a aquellas personas que visiten el piso que deseas alquilar. No olvides que una imagen de seriedad y responsabilidad siempre jugará a tu favor y puede convertirse en un factor clave para acabar de convencer a los interesados en tu vivienda.

  1. Repite el procedimiento después de cada visita

Aunque vayas a recibir a varias visitas en un mismo día o con poco intervalo de tiempo, es importante que ventiles bien y desinfectes las superficies más expuestas después de cada una de ellas. Por eso, lo mejor es que tengas a mano todos aquellos productos y utensilios que vas a necesitar para limpiar el piso.

Recuerda que un pequeño descuido puede ser foco de un contagio que podías haber evitado perdiendo solo unos minutos. Si sigues estos consejos, tú y tus visitas estaréis más seguros, ya que la vivienda que pretendes alquilar estará en las mejores condiciones, limpia en lo que se ve y en lo que no.

Fuente: habitissimo

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

18 − 14 =