Actualidad y Noticias:

Toda la actualidad del sector inmobiliario la podrás encontrar en nuestra sección de noticias.

Qué no puede faltar en un piso de alquiler para una familia

Las necesidades de una familia no son las mismas que las de una pareja. Y se alejan mucho de las de amigos o estudiantes que tienen pensado compartir piso. Sobre todo cuando hay niños pequeños, es importante que la vivienda cumpla algunos requisitos básicos que hagan la vida en ella mucho más cómoda. 

Tal vez sea necesario hacer alguna pequeña reforma, pero no hay que olvidar que alquilar a familias tiene una ventaja: la rotación suele ser menor porque lo habitual es que la intención sea permanecer en la casa mucho tiempo. Por eso, es esencial que el piso tenga todo aquello que puedan necesitar. Primero, para que se fijen en él, luego para que lo elijan y, finalmente, para que lo conviertan en su hogar, 

1. Mucho espacio de almacenamiento

Para cualquier familia es imprescindible contar en casa con suficiente espacio para guardar todas esas cosas que necesitan los niños, y también los mayores. Desde juguetes a ropa que no es de temporada, libros o aparatos electrónicos, enseres para las vacaciones, etc. 

Tener un trastero es lo ideal. Pero, cuando no lo hay, también hay soluciones. La primera y más lógica son los armarios empotrados. Si no son suficientes o no se pueden hacer, los altillos son una solución. La otra es bajar un poco los techos de los pasillos y aprovechar ese hueco como un pequeño almacén. 

2. Suelos cálidos y resistentes

Seguramente el aspecto de la resistencia no lo tengan tanto en cuenta los inquilinos, pero si tu intención es alquilar a una familia con niños pequeños, un suelo “todoterreno” te puede ahorrar algún que otro disgusto porque no se deteriora a la primera de cambio. 

Los suelos laminados y vinílicos son muy resistentes y económicos y los puedes poner sobre el antiguo. Además, tienen la ventaja de que son muy cálidos, y en eso sí se fijarán los posibles inquilinos, sobre todo si tienen hijos pequeños.

3. Bañera

Las duchas son mucho más prácticas, seguras y funcionales. De hecho, la tendencia en los últimos años es sustituir las bañeras para ganar, además, un poco de espacio en el baño y darle un toque más actual. Sin embargo, cuando se trata de familias, la bañera acaba siendo un elemento imprescindible, especialmente con niños pequeños en casa. Si tienes pensado hacer reformas en el piso, debes tenerlo en cuenta.

4. Espacio de trabajo

El auge del teletrabajo ha cambiado las preferencias de aquellos que buscan casa. Ahora se valora mucho que haya un espacio en el que poder trabajar con calma. Con la familia todo se complica un poco, de modo que buscar un rincón en el que montar un pequeño despacho hará que el piso gane puntos a ojos de posibles inquilinos.

No hace falta buscar sitio donde no lo hay. Si hay una habitación pequeña, puede ser perfecta para transformarla en sala de estudio o trabajo poniendo todas las conexiones y puntos de luz que sean necesarios para conectarse desde ella. Pero no hay que sacrificar estancias: una terraza acristalada puede ser perfecta con tan solo llevar a ella la instalación eléctrica y de telefonía.  

5. Mobiliario

En un piso de alquiler para una familia, es importante que el mobiliario sea cómodo, funcional y resistente. Imprescindibles son un sofá grande y una mesa tamaño XL en el salón para que todos puedan sentarse. Y en la cocina, al menos, una barra o una mesa pequeña para esos desayunos que normalmente son “por turnos”.

Todos los anteriores son aspectos que se deben cuidar si el objetivo es alquilar la vivienda a familias. Pero hay muchos otros que también pueden ayudar a hacerla mucho más atractiva, como espacios abiertos, una buena iluminación o un aislamiento adecuado. Lo importante es buscar, ante todo, lo práctico y funcional, aunque haya que hacer una pequeña inversión previa.  

Fuente: https://www.habitissimo.es

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

14 − 3 =