Actualidad y Noticias:

Toda la actualidad del sector inmobiliario la podrás encontrar en nuestra sección de noticias.

¿Cuáles son los mejores colores para pintar tu casa de alquiler?

Si tienes pensado pintar tu casa de alquiler, es importante que tengas en cuenta que no debes seguir los mismos criterios que si se trata de tu hogar. ¿La razón? Básicamente, que en la vivienda habitual siempre querremos reflejar nuestros gustos en la decoración, pero si lo que queremos es alquilar una casa, el estilo debe ser lo más neutro posible para atraer al mayor número de personas.

Piénsalo un momento. Tal vez a ti te encanten los colores fuertes, pero también hay quien los rechaza de plano en las paredes. Por muy a la última que quieras decorar tu piso de alquiler, si lo haces con ciertos colores, estarás facilitando que muchos posibles inquilinos lo descarten al primer vistazo. Pero hay otras cuestiones que también debes tener en cuenta, aquí te las explicamos.

El eterno blanco

Puede que te parezca soso o poco atractivo, pero es el más indicado para pintar tu casa de alquiler. El blanco siempre da sensación de limpieza e higiene, algo muy importante para ofrecer la mejor imagen. Además, es un color neutro, de modo que no suele generar ningún tipo de rechazo

Pero no es su única ventaja. Es un color que aporta luminosidad y aumenta la sensación de amplitud. Si se trata de un piso pequeño u oscuro, no hay discusión: el blanco es el color más adecuado.

Aún tiene otra ventaja: se adapta perfectamente a cualquier estilo decorativo, de modo que sean cuales sean las preferencias de los futuros inquilinos, no tendrán problemas para combinar el color de las paredes con mobiliario o complementos.

Hay alternativas

El blanco es una gran elección, pero hay otros colores con los que también puedes pintar una casa de alquiler sin temor a causar rechazo entre los posibles inquilinos. La gama de grises claros también es una buena opción, ya que comparten características con el blanco: dan luminosidad, sensación de amplitud y no son difíciles de combinar. Es, por otra parte, un color que da una nota de modernidad y sofisticación que suele gustar.

La alternativa son los colores arena o beige, pero siempre en tonos muy suaves. Estos, además, resultan muy elegantes, ayudan a crear un ambiente más cálido y acogedor, equilibran los espacios y generan una sensación de calma y tranquilidad.

Ante todo, y como adelantábamos, conviene evitar siempre colores intensos o llamativos como naranja, amarillo, azul oscuro o negro, entre otros. Son colores que nunca dejan indiferente, para bien o para mal.

Ante todo, armonía

Además de con los colores, es importante que tengas en cuenta el equilibrio entre unas estancias y otras. Lo más aconsejable es que pintes toda la vivienda en un solo color. Si quieres variar un poco, puedes hacerlo, pero recuerda seguir siempre la misma gama cromática y evita los contrastes.

Y algo muy importante teniendo en cuenta que se trata de un piso de alquiler: elige siempre pinturas de calidad, que sean resistentes y, a ser posible, que sean lavables. De esta manera se mantendrán en perfectas condiciones durante mucho más tiempo.

Nunca desestimes el poder que tiene el color de las paredes a la hora de alquilar una casa. No debes olvidar que cada persona tiene sus gustos, por lo que cuanto más neutra sea la imagen, mucho mejor. Así es más fácil que cada persona que la visite se imagine cómo crear en ella sensación de hogar con algo tan sencillo como accesorios, objetos decorativos o textiles a su gusto. Un pequeño empujoncito para animarlos a alquilar tu vivienda.

Fuente: habitissimo

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

1 × 2 =