Actualidad y Noticias:

Toda la actualidad del sector inmobiliario la podrás encontrar en nuestra sección de noticias.

Cómo sacarle partido a una cocina estrecha

A la gran mayoría nos encantaría tener una de esas grandes cocinas con una isla en la que además de trabajar se puede comer. Pero la realidad suele ser otra bien diferente: cocinas pequeñas o estrechas que suponen todo un reto a la hora de amueblar y decorar.

Si eres de los que está convencido de que es imposible que una cocina estrecha sea cómoda, funcional y, a la vez, bonita, te equivocas. Te damos las claves para sacarle todo el partido que se merece.

1. Distribución del mobiliario

Lo más aconsejable en una cocina estrecha es disponer los armarios en línea. Eso supone que el conocido triángulo de trabajo (con vértices en zona de lavado, de cocción y de almacenamiento) se pierde. Sin embargo, no significa que trabajar en ella sea incómodo. La clave está en plantear una distribución correcta. ¿Cuál es? Frigorífico en un lado, placa en otro y fregadero en el centro, dejando suficiente encimera entre ellos para poder trabajar.

2. Cuestión de almacenamiento

Lo ideal en cocinas estrechas es no sobrecargar la zona alta, evitando en la medida de lo posible poner en ella armarios. Pero no siempre es posible porque se pierde mucho espacio de almacenamiento.

Hay varias soluciones. Si no queda más remedio que poner muebles altos, mejor que sean del mismo color que la pared o que tengan puertas de cristal, el efecto será más liviano. También se puede optar por estantes para colocar algunos utensilios o la vajilla. Y, en cualquier caso, recuerda: lo que utilices menos, mejor arriba.

Y tampoco hay que olvidar que hoy en día hay infinidad de organizadores y colgadores que aprovechan hasta el último hueco de armarios y cajoneras. Aunque tampoco está de más seguir los consejos de Marie Kondo y deshacerse de todo aquello que no sea útil.

3. Los detalles

Que todo el peso visual esté en una única pared puede resultar algo agobiante. Por ello, en una cocina estrecha hay que aplicar pequeños trucos que funcionan. En la parte alta mencionábamos estantes o puertas de cristal. Pues bien, en la zona inferior dos trucos para dar algo de amplitud visual a la cocina son integrar los electrodomésticos y olvidarse de los tiradores.

4. Un elemento indispensable

Que la cocina sea estrecha no significa que haya que renunciar a comer en ella. En este sentido, también hay varias posibilidades. La más sencilla es colocar una pequeña barra de desayuno en una de las paredes más estrechas o frente a los muebles, si hay espacio suficiente. 

Otra posibilidad es poner una mesa abatible de pared, que apenas ocupará espacio. Y otra posibilidad son las mesas extraíbles bajo encimera, discretas y superprácticas.

5. El color

En este aspecto no cabe discusión, el color de una cocina estrecha es el blanco. Es el que mejor refleja la luz y el que hará que visualmente parezca más amplia. Si no te gusta demasiado, puedes decantarte por cualquier otro que sea de tonalidad muy clara o poner una nota de color con algún complemento. 

6. La luz

La iluminación también ayuda a engañar a la vista en lo que al espacio se refiere. En una cocina estrecha, un gran ventanal es un fantástico aliado. Pero, si la ventana de tu cocina es pequeña, lo mejor es no taparla y dejar que la luz entre sin obstáculos. También tendrás que potenciar la iluminación artificial tanto en el techo como en las zonas de trabajo.

7. Abrir espacios 

Si no te importa hacer una pequeña obra y la pared que queda libre en la cocina da al salón, un recurso que funciona muy bien es tirar el tabique y unificar los espacios. Si prefieres una cocina independiente, también hay alternativa: un tabique de cristal. Puedes hacerlo solo desde media altura y aprovechar la parte inferior para colocar una pequeña barra de desayuno con vistas al salón.

Una cocina estrecha puede ser un reto, es cierto. Pero también lo es que se le puede sacar muchísimo partido y conseguir una estancia de revista. Seguro que ahora que sabes cómo hacerlo, miras tu cocina con otros ojos.

Fuente: https://www.habitissimo.es

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

5 × tres =