Actualidad y Noticias:

Toda la actualidad del sector inmobiliario la podrás encontrar en nuestra sección de noticias.

Acabas de decorar tu casa y la pones en venta

Perfecto: nada como muebles y textiles nuevos, cuadros y lámparas actuales para poner a la venta una casa. El posible comprador va a notar las mejoras, el “olor a nuevo” que queda en una casa con  textiles y algún mueble  nuevo. Seguramente, también habrás pintado.

Sin embargo, el tener muebles y complementos nuevos no lo es todo.

Seguramente habrás elegido objetos que te gusten mucho y que tengan que ver mucho contigo, con tu estilo de vida, tus aficiones…

Pensarás que con lo bonita que ha quedado tu casa, ahora sí que se podrá vender rápido. Sin embargo, conviene que hagas un repaso antes de fotografiar y publicar tu casa (si guardas los tickets de compra o las facturas, a lo mejor aún estás a tiempo de cambiar algún detalle).

Y a lo mejor te preguntas  por qué hay que revisar la decoración nueva de una casa para ponerla a la venta: piensa que cuando decoramos, estamos personalizando nuestra casa con todo aquello que nos va bien a nosotros y a nuestro estilo de vida.

En cambio, el home staging busca gustar al mayor número posible de personas, sea cuales sean sus gustos.

Te propongo la lista de cosas que suelen cambiarse cuando renovamos la decoración de nuestra casa, y la revisión que conviene hacer:

1-¿Has elegido muebles muy oscuros? Si no ocupan una pared de arriba a abajo, pueden funcionar pero ¿podría gustarte algo parecido aunque de color más claro?

2-¿Te chifló el sofá color berenjena de la tienda? Personalmente, no tengo nada en contra de ese color (ni de ninguno, en realidad) pero a lo mejor un gris, un blanco o un tierra te van a ayudar a que el espacio no parezca saturado, a que nadie opine sobre el color de tu sofá (en lugar de sobre tu casa).

3-¿Has puesto cuadros nuevos? Revisa sus colores y el estilo. Que no sean oscuros o estridentes y mira que puedan servir tanto en un dormitorio como en un salón (ese podría ser un indicador de “neutralidad”).

4-¿Has añadido piezas que antes no tenías? (más mesitas, más sofás, más sillas…) Si el paso por todos los espacios es fluido, no hay nada que revisar. Si el paso se ha complicado, guarda alguno de esos elementos para tu nueva casa, cuando vendas la actual.

5-¿Cortinas estampadas? Tal vez sería mejor poner (aunque sea temporalmente) unas lisas y sencillas.

6-¿Pantallas de lámparas o cortinas de colores? la luz se tiñe del color de la lámpara o de las cortinas y te va a cambiar el color de todo lo que haya en esa habitación. Ni qué decir de la dificultad a la hora de fotografiar tu casa: si las cortinas son verdes, la habitación se verá verde (y una casa verde, en Internet, no es tan apetecible para todo el mundo).

7-¿Has elegido complementos de un estilo muy marcado? (étnico, clásico…) Convendría encontrar (aunque sea temporalmente) algo de líneas más simples y con pocas connotaciones de estilo.

Estas son algunas ideas.

Si no sabes muy bien si la nueva decoración va a ayudarte a vender tu casa, después de haber leído la lista y haberla comprobado, siempre puedes contactar con un home stager que te ayude a mirarlo todo con ojos de comprador.

Ese es un servicio que los home stagers ofrecemos y es el más básico y sencillo. Nada que esté fuera del alcance de cualquiera. El resultado será vender antes y a mejor precio.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

4 × cinco =