Actualidad y Noticias:

Toda la actualidad del sector inmobiliario la podrás encontrar en nuestra sección de noticias.

5 DUDAS QUE TENEMOS SOBRE ALQUILERES PARA PRIMERIZOS DEL MERCADO INMOBILIARIO

5 DUDAS QUE TENEMOS SOBRE ALQUILERES PARA PRIMERIZOS DEL MERCADO INMOBILIARIO

¿Quién es el arrendador? ¿y el arrendatario? ¿quién tiene que dar el agua en un piso alquilado? Y… ¿quién se encarga de cambiar la potencia de la luz?

Estas, y otras dudas, hoy serán resueltas. ¿Te quedas para despejar las preguntas que todos tenemos siempre cuando somos novatos en eso de alquilar un piso/casa?

Duda resuelta: eres un arrendatario y, ahora ya lo sabes

Muchas veces, cuando empezamos a hablar sobre temas relacionados con el alquiler, siempre nos enfrentamos a términos y cuestiones que desconocemos. No todos siempre hemos vivido de alquiler, tal vez sea nuestra primera experiencia fuera de casa o no tenemos la suerte de pagar una vivienda con nuestro bolsillo.

Sea como fuere, hay ciertas cosas que debemos conocer para introducirnos de lleno en el mundo del sector inmobiliario. ¿Te unes?

Lo más simple, y a la vez más lioso, es hacer frente a las palabras arrendador y arrendatario. Siempre hay un lío con ese tema, pues no sabemos distinguirlos correctamente y puede llevar a confusión.

Primero, el arrendador es aquella persona dueña de un inmueble, el cual cede a otra persona o personas en arrendamiento. Por el contrario, el arrendatario es que el toma ese bien o inmueble en arrendamiento. Estas dos partes son imprescindibles para formalizar un contrato de alquiler y tienen cada una sus derechos y obligaciones en este acuerdo.

Cuestiones básicas en una vivienda en alquiler

Tras hacernos ya con los términos esenciales, pasamos a dudas más complejas. Nos referimos a aquellas que tienen que ver con los gastos básicos de una casa y quién se encarga de su realización.

Si entramos en una vivienda por primera vez a vivir, y no es de nuestra propiedad, es decir, es alquilada, debemos asegurarnos que todos los suministros funcionan perfectamente.

Es una característica mínima de habitabilidad que una vivienda en alquiler disponga de agua y luz, entre otros servicios. Pero, ¿quién da de alta en estos suministros?

El agua, por ejemplo, es competencia del propietario realizar los trámites necesarios para dar de alta este suministro. Se debería hacer antes de empezar a vivir en dicho hogar y tener la documentación en regla para evitar problemas futuros.

La luz, de igual forma, compete al arrendador, y si, por algún caso, necesitamos aumentar la potencia de dicho suministro, igualmente sería su encargo.

Este cambio se suele hacer como medida para ahorrar, bajando la potencia contratada, o si usamos más luz de lo habitual, si trabajamos en casa con un ordenador, por ejemplo, debemos subirla para evitar cortes repentinos de luz.

Se debe llamar a la compañía suministradora e informarle el aumento o reducción de kilovatios que deseas realizar. Dependiendo de la acción, supondrá un coste económico o no.

Finalmente, ya seas propietario o inquilino, tienes que saber que hay una serie de impuestos a los que tienes que hacer frente. La mayoría suelen repartirse entre arrendador y arrendatario, solo tenemos que saber distinguirlos.

Tasas de basuras, impuesto de bienes inmuebles, declaración, IRPF o el impuesto de trasmisiones patrimoniales son los más habituales a los que vas a enfrentarte.

 

Fuente: habitissimo

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

5 × 1 =