Actualidad y Noticias:

Toda la actualidad del sector inmobiliario la podrás encontrar en nuestra sección de noticias.

¿Tengo que cambiar la distribución de los muebles para vender mi casa?

Pues depende…

Si has ido siguiendo el blog de Entreparticulares, verás que una de las recomendaciones constantes es que muestres espacio, espacio y más espacio.

Da igual que tu casa sea un estudio con pocos metros cuadrados: quien va a visitarlo ya sabe que es un estudio y los metros que tiene. Pero hay una gran diferencia entre enseñarlo tan saturado que parezca incómodo o enseñarlo de forma que sea confortable estar en él, sea cual sea su tamaño.

En el primer caso, podrías comprobar como las visitas no llegan a estar ni cinco minutos. En caso de haber preparado un poco la distribución de los espacios, la duración de la visita será más larga, y eso es una buena señal.

Lo primero que hay que hacer para optimizar el espacio de tu casa es analizar si hay muebles o elementos que se pueden retirar. Pueden ser cuadros, lámparas, alfombras, sillones, sillas o muebles auxiliares de esos que todos añadimos para guardar cosas (libros, juegos, revistas…)

No te estoy recomendando que vacíes tu casa (porque eso tampoco te ayudará a vender) pero sí que pienses si puede verse igualmente la utilidad de la habitación con menos muebles, consiguiendo así aligerarla.

El objetivo es que cada habitación muestre claramente lo que es y para qué sirve con el mínimo de elementos: un dormitorio no deja lugar a dudas de lo que es si tiene una cama y dos mesillas de noche con sus lamparitas. No hace falta galán de noche, banco, sillón… Sólo deberías incluir más elementos si la habitación es tan grande que la cama parece perdida en el espacio.

En las fotos de este salón comedor puedes ver cómo, además de cambiar la distribución, en Marca de Casa retiramos uno de los tres tresillos que había: la familia necesitaba tres, pero para enseñar lo que era este espacio, dos eran suficientes (en un salón tan grande, uno solo hubiera resultado poco).

Te recomiendo que te sitúes en la puerta de cada habitación de tu casa y compruebes si puedes ver todo el espacio de un golpe de vista.

Al entrar, si lo primero que ves es el lateral de un armario –que es una barrera visual importante-, puedes pensar en cambiar la distribución de los muebles.

Si entras en el salón y lo primero que ves es la trasera de un sofá, ahí tienes una hermosa barrera que te hará tener que rodearla para llegar al fondo del salón dando, además, la impresión de que tiene menos metros de los que en realidad tiene.

¿Tienes un gran ventanal o acceso a terraza o jardín? Haz todo lo posible por no cortar la vista situando delante un sofá o un aparador. Si puedes, sitúa justo delante de la cristalera la mesa de comedor. Si está en un dormitorio, aleja la cama de ella.

Para vender tu casa, mejor mostrar espacio y lo fácil que es moverse por ella aunque no te resulte lo más práctico para vivir en ella. Total, sólo serán unos días…

Así, casi seguro que pronto dejará de ser tu casa.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

diez + 12 =