Actualidad y Noticias:

Toda la actualidad del sector inmobiliario la podrás encontrar en nuestra sección de noticias.

¿Puedo subarrendar mi casa si soy el inquilino?

La semana pasada nos encontramos en las noticias con un par de casos que nos alertaban sobre el Subarriendo de viviendas. Pudimos leer como una señora tuvo que alquilar su propia vivienda a través de una plataforma para poder recuperar sus llaves o como un propietario era sancionado con una multa de 30.000€ a pesar de que él afirma que no ha publicado su casa en ningún portal.

En los últimos tiempos, a pesar de que España es un “país de propietarios”, el alquiler ha ganado un aumento de fans y ha dejado de considerarse una práctica que sólo utilizaban aquéllos que no podían permitirse  una hipoteca. A pesar de esto, debido a la burbuja de alquiler en la que nos estamos metiendo y a que la precariedad laboral está a la orden del día, el subarriendo de viviendas se está convirtiendo en una opción habitual. Pero, ¿es legal subarrendar tu casa? ¿puede tu inquilino realquilar tu vivienda?

ES LEGAL

En España el subarriendo es legal siempre y cuando sea parcial y tengamos el consentimiento del propietario. Si eres el dueño de la vivienda y no quieres que tu inquilino realquile tu casa, no te olvides bien de revisar el contrato y asegúrate de que viene reflejado en él la negativa al subarriendo.

Por otro lado, si somos inquilinos y el propietario nos consiente el subarriendo, bastará con una autorización firmada por su parte. Pero si la realquilamos sin su autorización nos arriesgamos a que el contrato cese automáticamente y se proceda a nuestro lanzamiento (término que se da ahora a los desahucios).

SUBARRIENDO PARCIAL

Cuando hablamos de que es legal subarrendar tenemos que entender que no podemos realquilar la vivienda en su totalidad y sin estar nosotros dentro. Es decir, podemos alquilarla por habitaciones y el número de personas deberá estar limitado por el propietario, previo acuerdo. Además, el importe total cobrado por el inquilino no podrá exceder en ningún caso del que se fijó por el arrendamiento original. En resumen, puedes alquilar las habitaciones pero no cobrar más de lo que te cuesta el alquiler.

En cuanto a los gastos de los suministros y su abono será responsable final del pago el inquilino original; pudiendo repartirse el importe de manera equitativa entre los subarrendados.

IMPUESTOS

No creerías que no tenías que declararlo, ¿verdad? El subarrendamiento de una vivienda se considera como un aumento de la renta del arrendatario, por lo tanto se tributa como “rendimiento de capital inmobiliario” y queda excluido de la renta del ahorro del Impuesto sobre la Renta de las Personas Físicas.

Como siempre, esperamos haberte sido de ayuda!!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

3 × 5 =