Actualidad y Noticias:

Toda la actualidad del sector inmobiliario la podrás encontrar en nuestra sección de noticias.

Los coches de color rosa son difíciles de vender

Así que imagínate una casa!

Todas las cosas que tenemos clarísimas a la hora de vender nuestro coche funcionan exactamente igual para vender una casa pero no lo aplicamos.

Alguna vez ya he puesto el ejemplo de las rayaditas en la carrocería, de lavarlo antes de llevarlo a tasar, aspirarlo a fondo, los hay que cambian las ruedas…  Y que con una casa en venta hay que esmerarse como mínimo igual que con el coche.

El ejemplo de los colores raros (los podemos llamar poco habituales o personalizados, si quieres) es otro que aplica igual de bien con tu casa, y por eso los home stagers hablamos siempre de “neutralizar” que no es más que conseguir que tenga un aspecto que le guste a la mayoría de la gente o al que no le puedan poner pegas.

Te apasiona el color rosa (o el verde pistacho, o el morado, o el naranja fosforescente) y te compraste el coche de ese color. Sabes que va a costar encontrar al comprador que comparta ese gusto contigo.

¿No te parece limitar mucho las posibilidades de venderlo?

No hagas lo mismo con tu casa. Neutralízala.

Trata de asegurar que le pueda resultar apetecible al máximo de personas que estén buscando vivienda justo cuando tú la pones a la venta.

Lo bueno es que todavía hay pocas personas que preparen su casa para venderla. Eso te da ventaja sobre todos los demás. No la desaproveches.

Te dejo aquí cinco ideas que te ayudarán a neutralizar tu casa:

-Colores neutros (blancos, grises, azules, arenas…) y poco intensos.

-Pocos objetos de decoración y de líneas sencillas (aunque algún objeto más “llamativo” puede caber pero siempre con mesura).

-Fuera estampados (sobre todo los que llevan muchos colores o dibujos –animales varios, casas, flores…-).

-Si el estilo de tu casa es lo que algunos dirían “muy femenino”, trata de darle un giro hacia la sobriedad; si es “muy masculino”, suavízalo. Para los dos casos te pueden ayudar los colores.

-Piensa en una habitación estándar de hotel, de esas que lo mismo podrías estar en Tokio que en Barcelona y no darte ni cuenta…

Recuerda: neutralizar es importante porque el 90% de las personas no se puede imaginar de una forma diferente un espacio que están viendo.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

diecisiete − 12 =