Actualidad y Noticias:

Toda la actualidad del sector inmobiliario la podrás encontrar en nuestra sección de noticias.

Llega el verano, ¿seguimos ahorrando en energía?

Llega el verano y con él, la subida de temperaturas y el cambio en nuestras pautas en cuanto a consumo de energía. Aunque cada día somos más conscientes de que el ahorro energético es muy importante y de que el consumo responsable a la larga nos traerá beneficios, aún nos cuesta ponerlo en práctica. Hoy venimos a recordaros algunas cosas que podéis tener en cuenta de cara al verano para poder seguir ahorrando en la temible factura de la luz.

Lo primero que tenéis que tener en cuenta que el 50% del posible ahorro en vuestro consumo proviene de que los elementos envolventes estén en buen estado ( cerramientos de puertas y ventanas, persianas, toldos..), por lo que al principio quizá tengáis que hacer una inversión en ellos. Pero el otro 20% del futuro ahorro lo obtendréis en un uso responsable y adecuado del uso de vuestros equipos en casa y en el cambio en vuestras costumbres “energéticas”.

Os anotamos algunas pautas para que podáis conseguir este ahorro:

  1. Apagar las luces y aprovechar la energía solar. La mayoría de la gente piensa que el acto de apagar y encender la luz conlleva más gasto que dejarla encendida si vamos a regresar a ese espacio en un periodo corto de tiempo; pero esto es erróneo, ya que todas las lámparas dan calor, incluso las led. Algo que deberíamos pensar es que con el cambio horario, al despertarnos el sol ya hace una hora y media que ha salido, nos despertamos solarmente más tarde y por lo tanto prolongamos en horario nuestro consumo en luz.

Adapta tu horario a las luces de sol y notarás el cambio.

  1. Apaga tus equipos en desuso y todos los aparatos que puedan sobrecalentar. Todos los equipos que no estamos usando pero que mantenemos encendidos están aportando un calor extra a la casa que no necesitamos y desaprovechamos. Esas familiares lucecitas rojas de las regletas que siguen encendidas consumen energía y subirán la factura de la luz en más de lo que puedes imaginar; apágalas y empieza a ahorrar.

Y si te vas de vacaciones, no olvides apagar la nevera esos días. El uso de la nevera es quizá el elemento que más sube nuestro consumo; un truco que nos hará ahorrar energía es separar la nevera de la pared unos 10 cms. Recuerda que el ventilador de este electrodoméstico está en la parte de atrás, con lo cual, si no ventila bien  tendrá que hacer un sobresfuerzo para funcionar a pleno rendimiento. Tampoco metas en ella alimentos  calientes porque la harás trabajar más.

  1. ¿Tienes tus cerramientos bien cerrados y sellados? Los expertos recomiendan tanto el sistema de doble acristalamiento o la instalación de vidrios de baja emisividad; estos vidrios cuentan con cristales ultravioletas y además no dejan pasar el calor. Si tu presupuesto no da para tanto, puedes utilizar las bandas o burlesques de toda la vida. Ponte a ello, es fácil!!
  2. Regula el aparato de aire acondicionado. Si tu sistema en casa tiene termostato regulable aprovéchate de ello y úsalo. La temperatura, según la regla europea, es de 25º, ten en cuenta que por cada grado que varíes en el termómetro tu factura aumentará un 6º.

Si por el contrario, tu hogar no cuenta con un sistema de aire acondicionado, puedes utilizar varios trucos: corrientes cruzadas, instalación de toldos, cerrar las persianas durante las horas de mayor luz o abrir las ventanas de arriba si viven en una casa de doble altura (el calor tiende a subir).

  1. ¿Has mirado cuánta potencia tienes contratada? Tenemos que pensar que la potencia que tenemos contratada es el factor más elevado de nuestra factura; en la mayoría de los casos tenemos contratados 8 kw cuando con 4.4kw tenemos bastante. Échale un ojo.

Otro recurso más es estudiar a qué hora tienes mayor y menor consumo. Busca una tarifa horaria y ahorra también por ese lado.

  1. ¿Te has planteado un cambio en tu compañía sumistradora? Existe un miedo infundado en cambiar de compañía de suministro eléctrico, cuando la realidad es que es tan fácil y viable como cambiar de compañía telefónica. Estudia las diferentes opciones y verás que hay oportunidades en compañías que utilizan suministros renovables o tarifas que se adaptan más a tus necesidades y tu forma de consumir.

Esperamos haberte sido de ayuda de nuevo!!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

1 × uno =