Actualidad y Noticias:

Toda la actualidad del sector inmobiliario la podrás encontrar en nuestra sección de noticias.

Las hipotecas, ¿cuántos tipos hay?

Pedir una hipoteca es quizá la decisión económica más importante de nuestra vida, pero…¿sabemos realmente cómo funcionan o simplemente nos dejamos arrastrar por las condiciones que nos pone nuestro banco?

Tal y como se ha desarrollado últimamente la economía mundial, quizá va siendo hora de que pongamos un poco de atención y seamos nosotros mismos los que podamos decidir y opinar sobre estos préstamos; ya que la cantidad que vamos a destinar a ello mensualmente supondrá aproximadamente el 30% de nuestros ingresos y condicionará de una manera importante nuestra calidad de vida.

Lo primero que tenemos que recordar, y que a veces ha llevado a sorpresas, es que la cuota que vamos a amortizar todos los meses se divide en dos partes: una parte se destinará al dinero solicitado y la otra parte a la cantidad total que vamos a abonar en concepto de intereses. ¿Interés? Sí, interés. No olvides que tu banco no te prestará el dinero sin ningún tipo de beneficio, te concederá el préstamo basándose irremediablemente en estos intereses y la elección que hagas de ello condicionará los pagos de tu cuota.

¿Cúantos tipos de hipotecas existen? Existen tres tipos de hipoteca; esa es la primera elección que deberás hacer. Presta atención:

1.- Hipoteca de tipo fijo: Se recomienda elegir este tipo de hipoteca cuando la duración del préstamo no es superior a los diez años. En esta elección siempre pagarás la misma cuota, independientemente de que los tipos de interés suban o bajen. Lo cómodo de ella es que siempre vas a saber qué cuota vas a pagar y a la hora de organizar tu economía será más fácil hacerlo; el inconveniente es que normalmente saldrán más caras, ya que el riesgo de salir perdiendo lo corre el banco si hubiera una bajada fuerte del tipo de interés.

2.-Hipoteca de tipo variable: Si vas a pedir una hipoteca con una duración de las de “toda la vida” ésta puede ser una buena opción. Tu cuota se revisará o bien anualmente o bien semestralmente, depende del acuerdo al que hayas llegado con tu banco. La cuota se calculará de acuerdo a la situación del mercado en ese momento. Aquí corres el riesgo de pagar poca cuota si el interés es bajo o ir un poco más “ahogado” si estos intereses tienen una subida alta.

  1. Hipoteca mixta: Puedes elegir esta opción si quieres pagar una cuota fija durante el periodo inicial, suele ser entre 3 y 5 años, y luego pasar a una cuota variable.

Recuerda; es una decisión importante. Déjate asesorar y no te quedes con ninguna duda!!

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

cinco × 5 =