Actualidad y Noticias:

Toda la actualidad del sector inmobiliario la podrás encontrar en nuestra sección de noticias.

La fianza en el alquiler de tu piso

Cuando buscamos casa de alquiler y nos planteamos un presupuesto solemos toparnos con el inconveniente de la fianza. Ese desembolso inicial, a veces de importe muy elevado, es uno de los hándicaps a la hora de decidirnos por una opción u otra. Hoy queremos explicarte un poco más qué es y para que se utiliza exactamente la fianza en el alquiler, su importe legal y cómo podemos perderla.

1.¿Por qué se pide la fianza?

La fianza no es otra cosa que la garantía que tiene el propietario de la vivienda del cumplimiento del contrato por parte del inquilino, y además, según el Estado, es obligatoria. Su uso, por norma general, es destinado a arreglar posibles desperfectos que puedan originarse en la vivienda arrendada.

2.¿Cúal es el importe legal de una fianza?

El importe legal de una fianza es de una mensualidad; pero si el uso de la propiedad es distinto a una vivienda el importe serán dos mensualidades. Desde la entrada de la nueva ley en el año 2013, este importe se depositará en el organismo estipulado para ello en cada Comunidad Autónoma y solo podrá ser recogido en la finalización del contrato.

3.¿Cuándo podemos perderla?

Hay ocasiones en el que podemos perder el importe de dicha fianza. Esto puede suceder en los siguientes casos:

  • Daños en la vivienda: Si al finalizar el contrato, el inquilino deja la vivienda con desperfectos o daños, el propietario podrá retener el importe y así utilizarlo para solventar dichos problemas.
  • Si dejas de pagar: Si el inquilino de pagar alguna de las mensualidades, por lo tanto, no cumple lo acordado, la fianza podrá ser retenida.
  • Si no se deja tal y como se alquiló: El propietario debe encontrar la vivienda tal y como la dejó en el momento de la entrega de llaves: una pared pintada de otro color o una pared agujereada puede suponer la retención de la fianza.
  • Si abandonas la vivienda antes de la finalización del contrato: si quieres dejar la casa en la que estás de alquiler y no perder la fianza deberás avisar por escrito y con treinta días de antelación.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

diecisiete + diecisiete =