Actualidad y Noticias:

Toda la actualidad del sector inmobiliario la podrás encontrar en nuestra sección de noticias.

Casas en venta donde viven niños

En las casas donde viven niños hay juguetes, juegos, dibujos, sillas de paseo, patines, pelotas… Si es tu caso, no te estoy diciendo nada nuevo.

Quienes conviven con niños y con sus juguetes están acostumbrados. Hay casas donde todo ello está más ordenado y otras en las que esos elementos pueden estar en cualquier parte de la casa: balcón, cocina, dormitorio, salón… Depende del espacio que haya para almacenar, de la cantidad de juguetes y del número de niños –y sus edades- que vivan en la casa.

Es una situación temporal porque tarde o temprano los niños se harán mayores y todos esos objetos desaparecerán (con la consiguiente nostalgia, a veces, de sus padres –vosotros-).

Si has puesto tu casa en venta seguramente no podrás esperar unos años, así que toca hacer algo con todos esos juguetes y juegos por varios motivos:

1-La sensación de desorden empequeñece los espacios

2-Encontrar muchas cosas por el camino mientras se hace la visita a la casa da sensación de pequeñez.

3-Todos esos objetos diseminados por diferentes partes de la casa están tapando el suelo.

4-Todos esos juguetes van a distraer la atención de los posibles compradores de lo que realmente es importante: la casa y sus espacios.

 

Si los niños son suficientemente mayores (a partir de 4-5 años), explícales de forma fácil la situación e involúcralos en el orden de la casa para que se venda. Te sorprenderán.

Lo más práctico será tener baúles, cajas grandes o contenedores, donde poner todos los juegos –si es que ya no caben en armarios y los niños los quieren tener a mano-. Si usas etiquetas, ayudarás a que los niños puedan recoger por su cuenta (usa palabras o dibujos, dependiendo de la edad de los niños).

Cuando estés preparando la casa para el reportaje será un buen momento para empezar a seleccionar los juegos que todavía se usan de los que no. Lo que ya no se utiliza convendría que no lo mudaras a tu nueva casa, así que lo mejor será retirarlo (regalarlo siempre es una opción).

¿Hay una gran colección de peluches? Ocupan mucho espacio visualmente y recogen polvo. Si tus hijos no pueden separarse de ellos, trata de llegar a un acuerdo poniendo un número razonable de ellos que se pueden mantener (entre uno y cinco). Eso sí, en el momento de la foto, mejor retirarlos todos.

Puede que las sábanas y la decoración de sus dormitorios estén dedicadas a su personaje favorito. ¿Puedes tener una colcha sencilla y lisa, blanca, con la que cubrir la cama para el reportaje y antes de las visitas? Liso y blanco aumenta visualmente el espacio y se acomodará fácilmente a cualquier color en que esté decorada la habitación.

¿Son unos artistas y todas las puertas son una exposición de sus dibujos? Hazte con un álbum de fundas transparentes y guarda cada dibujo en una funda. Podrás poner ese álbum sobre la mesa o sobre la estantería, y las puertas quedarán liberadas, listas para ser fotografiadas y enseñadas.

Revisa, también, la nevera. Seguro que algún dibujo está colgado con un imán en su puerta. A lo mejor, hasta el horario del colegio, menús del comedor escolar… Todo eso es información personal que las visitas no tienen porqué conocer.

Todos esos dibujos e información, expuestos por la casa, son una forma de personalización y ya hemos explicado las razones por las que es importante presentar nuestra casa en venta de la forma más neutra y despersonalizada posible (en este link encuentras el post al respecto)

 

 

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

20 − once =