Actualidad y Noticias:

Toda la actualidad del sector inmobiliario la podrás encontrar en nuestra sección de noticias.

Ahorra comprando una vivienda eficiente

Si estás pensando en comprar una casa, a la hora de comparar dos viviendas de características similares, es relevante tener en cuenta el nivel de eficiencia energética de cada una de ellas, ya que en función de esto podrás ahorrar mucho dinero en tus futuras facturas de gas y electricidad según cuál de las casas que elijas.

Consulta el precio de la vivienda que te interesa en nuestro buscador de precio.

Qué es la eficiencia energética

La eficiencia energética de una vivienda está determinada por sus características de aislamiento ya que muchas viviendas son frías en invierno y calurosas en verano porque no cuentan con un buen aislamiento térmico.  Y es que más de la mitad de los edificios en España están construidos sin la protección térmica adecuada.

Pero un buen sistema de aislamiento que mantenga una vivienda a una temperatura ideal sin consumir demasiada electricidad o gas, puede suponer un ahorro de hasta un 30% de energía, con el consecuente ahorro en nuestro bolsillo y las incidencias positivas en el medio ambiente.

Qué calificación energética tiene la vivienda

La certificación energética es un requisito obligatorio para vender o alquilar una vivienda y es el primer elemento que debes mirar para conocer su nivel de aislamiento térmico. El certificado valora energéticamente la vivienda en función de una serie de características que influyen en su consumo energético y emisiones de CO2 y le aplica una etiqueta energética, de la A para las viviendas más eficientes, hasta la G, para las menos eficientes.


¿Pero, por dónde pierden energía los edificios y qué elementos se deben tener en cuenta?

El certificado energético se centra en los tres puntos clave que afectan al consumo energético de la vivienda y sobre los que debemos centrar nuestra atención:

  • Aislamiento de fachadas, suelos y cubiertas: Las grandes zonas de fuga de energía de las viviendas ya que en torno a un 25% se pierde por el tejado, un 35% por las paredes y un 15% por el suelo. A simple vista es difícil conocer el nivel de aislamiento con el que cuenta la vivienda en techos y paredes ya que depende de la calidad de los materiales empleados. Para muchos profesionales los ladrillos huecos son el mejor aislante para las paredes. Respecto al suelo, una buena opción son los suelos de madera, y en caso de suelos cerámicos el uso de alfombras permitirá reducir la pérdida de calor.
  • Aislamiento de las carpinterías: Las ventanas y puertas son uno de los principales talones de Aquiles de la eficiencia energética ya que por ellas se produce un 25% de las fugas térmicas. Importante comprobar que la vivienda cuenta con ventanas de doble acristalamiento y una carpintería de calidad, de PVC por ejemplo, así como comprobar que las cajas de las persianas no tienen rendijas y están convenientemente aisladas, y que las puertas utilizan burletes para mejorar su cierre. Comprueba que juntas de marcos y puertas no tienen rendijas para evitar las filtraciones de aire, que pueden suponer entre el 5 y el 10% de la energía. El uso de toldos y persianas en verano y aprovechar al máximo la luz del sol en invierno dejando persianas y cortinas descorridos son también buenos consejos.
  • Instalaciones de calefacción, refrigeración y agua caliente: Unos buenos sistemas e instalaciones de calefacción y refrigeración inciden de forma importante en la calidad energética de la vivienda, pero no servirá de mucho si ésta no está bien aislada térmicamente.

Por lo tanto, durante el proceso de compra de una vivienda, y ante viviendas de características similares, el nivel de eficiencia energética de cada una de ellas puede marcar la diferencia.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

3 + cuatro =