Actualidad y Noticias:

Toda la actualidad del sector inmobiliario la podrás encontrar en nuestra sección de noticias.

6 reformas para aumentar el valor de tu vivienda

Si tienes una vivienda y estás pensando en alquilarla o venderla, te conviene, y mucho, hacerle un ‘lavado de cara’. Incluso con una pequeña inversión será mucho más atractiva a ojos de posibles inquilinos o compradores y podrás elevar su precio.

¿Qué reformas puedes hacer? Evidentemente, todo depende del estado en el que se encuentre la vivienda y de lo que quieras o puedas gastar. Dar una nueva mano de pintura es lo mínimo, pero puedes hacer mucho más.

  1. Suelos nuevos

Los suelos son uno de los elementos de la vivienda que más se deterioran con el paso del tiempo y el uso. ¿Lo mejor? Que puedes renovarlos sin necesidad de hacer obras. Los suelos laminados se colocan con gran facilidad y los hay realmente económicos. Un consejo: en colores claros lucirán más y darán una imagen mucho más cálida.

Pero no son la única posibilidad, también puedes optar por los suelos vinílicos. Son muy atractivos porque la variedad de acabados es enorme: los hay lisos, imitando madera o baldosa hidráulica, con todo tipo de dibujos…

  1. Renueva el baño

Puedes revestir los suelos con losetas vinílicas, por supuesto, ¡y también las paredes! Por muy poco puedes conseguir que el baño parezca otro y darle un aspecto mucho más actual sin necesidad de levantar los viejos revestimientos.

También muy sencillo es cambiar solo los sanitarios y la grifería por otros más modernos. Solo con eso ¡verás cómo cambia el baño! Si puedes elegir, mejor sanitarios suspendidos y grifos que permitan ahorrar agua.

  1. Da un nuevo aire a la cocina

Además de renovar suelos y paredes exactamente igual que en el baño, puedes cambiar el aspecto de los muebles. Y decimos cambiar el aspecto, no los muebles. Una encimera y unas puertas nuevas pueden hacer maravillas en la imagen de esa cocina algo anticuada. O, en vez de cambiar las puertas, puedes pintarlas. En cualquier caso, no necesitarás gastar mucho.

  1. Cambia las ventanas

Para vender o alquilar vas a necesitar un certificado de eficiencia energética, y en esta cuestión las ventanas tienen mucho que decir. Si quieres una buena calificación y las de la casa son antiguas, cámbialas. La inversión merecerá la pena.

  1. También la carpintería importa

Unas puertas anticuadas, ya sean de paso o de armarios, pueden arruinar cualquier otra idea que tengas para renovar la vivienda. ¿Puedes cambiarlas por otras más actuales? ¡Perfecto! Pero si no es así, siempre se pueden lacar.

Y al igual que ocurre en los suelos, los colores claros, y especialmente el blanco, visten bien en cualquier tipo de ambiente. No solo eso, sino que los tonos claros dan sensación de amplitud y aportan luminosidad, dos aspectos que harán que tu casa sea mucho más seductora.

  1. Unifica espacios

¿La vivienda es pequeña? Haz que parezca mucho mayor abriendo espacios y tirando tabiques. Una cocina abierta al salón atrae más que dos estancias pequeñas. Si no te importa gastarte un poco más en la renovación o el estado de la vivienda no es muy bueno, elimina paredes y atrévete incluso a hacer una nueva distribución. La casa ganará en espacio y en atractivo.

No lo dudes, renueva tu casa y conseguirás que cotice al alta, recuerda que la primera impresión es muy, muy importante. Y ya has visto que no siempre tendrás que invertir mucho dinero en ello. ¿A qué esperas?

Fuente: habitissimo

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

veinte − dieciseis =